5 Meta-Competencias de Liderazgo Positivo

La Paradoja de la Elección (Barry Schwartz) – Resumen Animado

La Paradoja de la Elección (Barry Schwartz) – Resumen Animado

La Paradoja de la Elección (Barry Schwartz) – Resumen Animado

Transcripción del Vídeo

La paradoja de la elección: Un libro escrito por Barry Schwartz en el año 2004, que habla sobre la libertad de eleccion, y su efecto en la sociedad moderna, proponiendo que elegir no nos ha hecho más felices sino más insatisfechos

El “dogma oficial” de las sociedades modernas es que si queremos maximizar el bienestar debemos maximizar la libertad individual, y para esto debemos maximizar las opciones de elección, ya que a más posibilidades, más libertad y por tanto más bienestar.

En un supermercado mediano puede haber decenas de variedades de galletitas, mermeladas, bebidas, y toda clase de productos. Lo mismo en un negocio de electrodomésticos, decenas de aparatos que hacen muchas cosas que ni siquiera sabemos, o con los teléfonos celulares, donde no es posible comprar uno no haga demasiadas cosas más de las que necesitamos.

En general hay mucho para elegir en prácticamente cualquier ámbito. En otros aspectos más significativos ocurre lo mismo, como en los servicios de salud: más allá de la enorme cantidad de tratmientos y medicamentos existentes, hoy un médico puede proponer alternativas con riesgos y beneficios diferentes, que llevan al paciente a elegir, lo que llamamos “autonomía del paciente” que además suena como algo bueno

Pero lo que en realidad ocurre es un traslado de la carga y la responsabilidad de tomar decisiones de alguien que sabe algo, a alguien que no sabe nada y que probablemente no está en las mejores condiciones de tomar decisiones.

También pasa con la familia. Antes se suponía que todos tenían que casarse y luego tener hijos tan pronto como se podía. La única elección real era quien, no cuándo ni lo que harías después. Hoy podemos decidir mucho más sobre estos aspectos

Hoy en día, todo está más a nuestra dispocicion, pero también estamos más preocupados, preguntándonos acerca de todo eso: ¿Debo casarme o no? ¿Ahora o más adelante? ¿Primero los hijos o la carrera? Son preguntas difíciles que debemos contestarnos aunque nos cueste.

Pensemos en el WiFi y las redes de datos móviles, podemos estar conectados a todo independientemente de nuestra ubicación, pero ahi la pregunta comienza a ser otra: ¿Debo prestar atención al celular? ¿Debo responder el mensaje?

Y curiosamente cualquier respuesta cambia la experiencia del momento en que se decide. En cualquier lado que miremos, hoy todo es cuestión de elegir y tomar decisiones, lo que no sabemos es si son buenas o malas noticias.

Todos sabemos lo bueno de esto, pero también tiene tiene dos efectos negativos.

El primero, paradójicamente, es que produce parálisis más que liberación

Con tantas opciones, la gente encuentra difícil hacer la elección.

Los estudios indican que cuando es difícil elegir sobre cosas que pueden postergarse, normalmente se termina por posponer indefinidamentel y tener demasiadas elecciones es un factor clave en la resistencia producida. Y es que no queremos elegir equivocadamente cuando se trata de temas importantes.

OTROS LIBROS DE INTERÉS

[products_slider cats=”999,1001″ design=”design-15″ show_category=”false” limit=”25″ slide_to_show=”1″ adaptiveheight=”true” dots=”false” speed=”8000 ]

 

El segundo efecto es que aun cuando logremos atravesar la parálisis y elegir, acabamos menos satisfechos con el resultado de la elección de lo que estaríamos si hubiésemos tenido menos opciones.

Y hay varias razones para esto: Una de ellas es que con tantas alternativas, si lo que elegimos no es perfecto, imaginamos que pudimos haber realizado una elección diferente y mejor

Esto nos induce a lamentar nuestra decisión, y este remordimiento nos resta satisfacción sobre esa decisión, aun cuando haya sido buena. Entre más opciones hay, es más fácil sentir que la elegida es decepcionante.

Otra razón es lo que los economistas llaman “costo de oportunidad”. Cuando existen muchas alternativas, es fácil pensar en los aspectos atractivos de las opciones que rechazamos, lo que nos deja menos satisfechos con la escogida, y entonces sufrimos por pensar en los beneficios y oportunidades que no estamos aprovechando. Es decir que cuando elegimos algo, estamos rechazando naturalmente otras cosas, que tienen a su vez aspectos atractivos que harán que lo que elegimos sea menos atractivo

La tercera razón es la “escala de expectativas”. Cuando tenemos tantas opciones hay que entender nuevos detalles que antes no eran necesarios. Eso nos permite aprender y mejorar, pero podemos sentirnos peor, porque con todas estas opciones disponibles, las expectativas aumentan. Creemos que alguna debería ser la perfecta. Agregar opciones incrementa inevitablemente las expectativas sobre lo bueno de ellas, aunque eso produce menos satisfacción con los resultados, aun cuando sean buenos

En esta paradoja, pareciera que todo era mejor antes, cuando todo era peor por la falta de elecciones. En la actualidad a lo mejor que podemos aspirar es a que las cosas sean tan buenas como esperamos, y además nos sorprendemos menos, por lo que el secreto de la felicidad pareciera ser: tener bajas expectativas.

Si tenemos un resultado no deseado cuando sólo existe una opción, podemos concluir que “el mundo” es responsable. Pero cuando existen muchas opciones y la propia nos decepciona, los responsables somos nosotros mismos. Creemos que pudimos haberlo hecho mejor entre tantas alterntivas, y eso nos produce culpa

De hecho, la depresión ha explotado recientemente en el mundo, y un factor significativo es que la gente tiene experiencias decepcionantes porque sus estándares son muy altos, y eso los lleva a sentir culpa.

Objetivamente estamos haciendo las cosas mejor, pero nos sentimos peor. Y lo que permite todo esto es el crecimiento material, pero hay muchos lugares del mundo donde tienen muy pocas opciones, por lo que la equidad y redistribución de la riqueza nos beneficiaría a todos, y no sólo a la gente pobre, por cómo el exceso de opciones nos afecta.

En el extremo,

Cuando “todo es posible” quizás obtengamos más insatisfacción que libertad, por lo que un límite que demarque las posibilidades tal vez nos lleve a mejores resultados. No cabe duda que algo de eleccion es mejor que nada, pero tener más elecciones no es mejor que sólo tener algunas.

Y seguramente haya un punto exacto donde la cantidad justa de opciones mejora ciertamente nuestro bienestar.

Fuente: La Paradoja de la Elección (Barry Schwartz) – Resumen Animado – Youtube

OTROS LIBROS DE INTERÉS

[products_slider cats=”999,1001″ design=”design-15″ show_category=”false” limit=”25″ slide_to_show=”1″ adaptiveheight=”true” dots=”false” speed=”8000 ]

 

Nota“liderazgopositivo.com participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com”