5 Meta-Competencias de Liderazgo Positivo

Meditación de Atención Plena y el Cerebro

Meditación de Atención Plena y el Cerebro

Meditación de Atención Plena y el Cerebro

Transcripción del Vídeo:

“Algunas de las investigaciones que creo que son más interesantes –y, de hecho, más optimistas – son las referentes a la meditación y el cerebro. Así que quiero darles sólo un poco de contexto, esto no tiene nada que ver con la meditación, pero, básicamente, las emociones positivas y negativas se ven diferentes en el cerebro. Cuando nos sentimos felices, contentos, vitales, alertas, tenemos una mayor activación en los radios de izquierda a derecha de nuestra corteza pre frontal. Cuando nos sentimos deprimidos, ansiosos -inclusive personas que padecen estrés post-traumático o depresión severa- podemos ver una mayor activación en el radio de derecha a izquierda de la corteza pre frontal que es la parte del cerebro que se desarrolló más recientemente.

Cuando se realizó un estudio sobre meditadores, trajeron a un Lama tibetano y encontraron que su radio de izquierda a derecha era mucho mayor que cualquiera de los otros 175 participantes que habían llevado al laboratorio. Y entonces se preguntaron ¿esto es una coincidencia? ¿Él nació feliz y por eso decidió convertirse en un monje y meditar? ¿O acaso los cientos de horas que él ha invertido en su práctica han tenido este impacto? Para resolver esto, hicieron una prueba de referencia que es un ensayo controlado aleatorio. Tomaron a 41 empleados de biotecnología que nunca habían meditado. Si ellos pueden meditar, cualquier puede. Los asignaron al azar a un grupo de meditación de atención plena con Jon Kabat-Zinn o a una lista de espera y después vieron si había ocurrido un cambio a nivel cerebral. Y lo que encontraron es que cuatro meses después, había diferencias significativas en sus radios de izquierda a derecha donde tenían una activación mucho mayor con mayores emociones positivas.

Libro Recomendado: El cerebro de buda : la neurociencia de la felicidad, el amor y la sadiduría (Best Seller):

Esto es extraordinariamente esperanzador. Y quiero explicarles por qué a aquellos de ustedes que no sean psicólogos. En la psicología, hay algo que se llama “línea base de felicidad” y se ha dicho una y otra vez en las investigaciones que las personas, básicamente, así como tienen una línea base de peso, también tienes este tipo de continuum de la felicidad con la que naces y que no te puedes alejar mucho de ese punto. Lo que encontraron es que cuando ganas la lotería, tienes una sensación inicial de “¡Sí, mi vida será increíble para siempre!” y después de un año, regresas a tu línea base de felicidad. Si vives un terrible accidente y te vuelves parapléjico, tienes un “bajón” grande en tu nivel, pero después de un año, ya casi estás otra vez al nivel de tu línea base.

Cuando leí esto por primera vez, creí que era algo impresionante y replicaron esto una y otra vez. Entonces, son excelentes noticias si naciste feliz, no importa si te divorcias, pierdes tu trabajo, lo que sea, regresas a tu punto inicial. Es como un muñeco Bobo; pero estas no son muy buenas noticias para la mayoría de las personas con las que trabajo, que vienen a verme, que no necesariamente han nacido felices. Incluso si trabajas muy duro para generar mucho dinero y tener una casa en Hawái o ganas la lotería, te casas con la persona perfecta… realmente no cambia tus niveles de felicidad.

Libro Recomendado: El cerebro de buda : la neurociencia de la felicidad, el amor y la sadiduría (Best Seller):

Lo que es esperanzador de estas investigaciones es que incluso cambiando tus circunstancias exteriores –por ejemplo, ganar la lotería- no cambias tus niveles de felicidad. Pero cambiar tu panorama interno, sí lo hace. Cambiar nuestro ambiente interno a través a través del entrenamiento de la mente, del corazón y del cuerpo puede cambiar nuestros niveles de felicidad. Richie Davidson, que es el principal investigador del estudio, dice: “la felicidad puede ser entrenada porque todas las estructuras de nuestro cerebro pueden ser modificadas”. De lo que él está hablando es de la neuroplasticidad, nuestras experiencias repetidas dan forma a nuestro cerebro. ¿Esto te recuerda algo? ¡Fue exactamente eso lo que el monje me dijo! “todo lo que practicamos se vuelve más fuerte” Todo lo que practicamos, cada momento importa.

Estos son cerebros de Harvard, y pienso que eso los hace un poco más especiales. Y básicamente, Sara Lazar hizo esta maravillosa investigación anteriormente y lo que encontró es que en meditadores, las partes de sus cerebros que se relacionan con la atención, concentración, inteligencia emocional, compasión se estaban haciendo más fuertes y grandes. A esto se le llama espesante cortical y esto está correlacionado con la práctica. Lo que practicamos se vuelve más fuerte. La forma en que me gusta pensando es como si estuviéramos en estas super carreteras de hábitos que están bien formadas en nuestros cerebros.

Son lo que hacemos de forma automática. Y a lo que la atención plena (mindfulness) nos está ayudando es a comenzar a escavar otro camino. Estás limpiado todos los arbustos espinosos de tu mente, estás creando un nuevo camino neural que está como “Oh, voy a actuar con compasión esta vez o con un poco de mayor paciencia y presencia”. Así que en lugar de irse por la super carretera de los hábitos… estamos cambiando y yéndonos por otro camino. Y cada vez que hacemos esto estamos fortaleciendo ese sendero para que eventualmente se convierta en un hábito-“

Fuente: Meditación de Atención Plena y el Cerebro – Shauna Shapiro (Youtube)

Libro Recomendado: El cerebro de buda : la neurociencia de la felicidad, el amor y la sadiduría (Best Seller):

Nota: “liderazgopositivo.com participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com”