El Futuro: Organizaciones Re-Generativas

El Futuro: Organizaciones Re-Generativas

¿Qué significa “Regenerativo”? Veamos algunas definiciones del campo de la biología:

Regeneración en biología : la regeneración es el proceso de renovación, restauración y crecimiento que hace que los genomas, células, organismos y ecosistemas sean resistentes a las fluctuaciones naturales o eventos que causan alteraciones o daños.

Diseño regenerativo : describe procesos que restauran, renuevan o revitalizan sus propias fuentes de energía y materiales, creando sistemas sostenibles que integran las necesidades de la sociedad con la integridad de la naturaleza”.

¿Y qué tienen que decir los dos principales autores sobre negocios y cultura regenerativos?

La regeneración va más allá de la resiliencia o la sostenibilidad. Lo que sea resistente, restaurado, robusto o sostenible resiste o se recupera de los choques y se mantiene igual. Los choques hacen que un negocio regenerativo sea mejor. Rebota y tiene la capacidad de hacer más y ser más.

Carol Sanford , autora de “The Regenerative Business

Las empresas innovadoras y transformadoras tienen que ser viables en la economía actual y, al mismo tiempo, transformar los ecosistemas empresariales en los que participan … el objetivo es crear negocios que apoyen las soluciones ganar-ganar-ganar, la salud sistémica y las redes de colaboración que sirven a las personas y al planeta.

Daniel Christian Wahl , autor de “Designing Regenerative Cultures

Escuchamos a Carol en una charla impartida en Google acerca de lo que significa ser un emprededor responsable desde el punto de vista regenerativo:

Organizaciones Re-Generativas y Personas

Creo que ya es de conocimiento general que las personas que trabajan en organizaciones no responden bien a un esquema de generación sostenible de motivación y compromiso consistente en zanahorias y palos, sino a uno basado en un sentido de propósito . La gente quiere que su trabajo sea significativo para alguien, para cambiar la vida de las personas. Nos sentimos mucho mejor al levantarnos por la mañana e ir a trabajar si nuestra empresa es un vehículo para hacer ese cambio.

En su último libro, “The Regenerative Business”, Carol Sanford describe cómo las empresas pueden desarrollar la capacidad y la imaginación de los empleados con propósito. Para volverse fértil en el tipo de innovación disruptiva que hará a una empresa tremendamente exitosa en el futuro que viene, esta debe reposicionarse como un tipo de laboratorio de desarrollo humano vivo, utilizando la creatividad y el trabajo en equipo para regenerar los sistemas en los que opera.

Escribe Sandford:

Una empresa que adopta un enfoque de regeneración de sistemas mueve el límite de lo que está teniendo en cuenta

Y añade:

Comienza a asumir la responsabilidad, no solo de sus propios sistemas internos (como contabilidad o producción …) y de los sistemas en los que se integra de inmediato (como los mercados o las redes de distribución), sino también de los sistemas sociales y naturales más grandes de los que todos dependemos colectivamente

Al extender su alcance de esta manera, Sanford guía a sus lectores a través de un proceso por fases, explicando que no hay una “receta” para copiar y pegar en una estrategia de negocios. Ella sostiene que los programas sociales y ambientales tienden a ser complementos en lugar del reposicionamiento profundo de una empresa a través de un rediseño de sus relaciones de trabajo y estructura organizativa.

El proceso comienza (fase I) con la introducción de un “shock consciente“, lo que significa cuestionar radicalmente los hábitos del negocio. Un equipo central se reúne y comienza a lidiar con preguntas sobre las raíces y la esencia de la compañía y lo que sugieren sobre sus ofertas únicas, así como su papel en la transformación de la sociedad y el planeta.

La compañía también vuelve a imaginar sus roles jerárquicos, dando a todos una voz y nuevas formas de trabajar juntos.

Escribe Sandford:

En compañía tras compañía con la que he trabajado, el efecto de despertar la inteligencia creativa en la fuerza laboral es como un terremoto

Esto cambia la orientación de los trabajadores desde una visión mecanicista de sí mismos como engranajes que aportan una habilidad específica dentro de un todo mayor, a pensadores estratégicos dinámicos.

La fase dos de una serie de iniciativas anidadas (no necesariamente cronológicas) consiste en desarrollar una cultura valiente; la fase tres es evolucionar personas y procesos de pensamiento; la fase cuatro es evolucionar los sistemas de trabajo en los negocios; y la fase cinco es evolucionar las estructuras de trabajo; el desarrollo de trabajadores capacitados, pensantes y responsables, señala Sanford,

A pesar de la evolución de las prácticas comerciales a lo largo de décadas, Sanford señala que todavía estamos arraigados en viejas formas de pensar. El “paradigma conductual” introducido recientemente, basado en la psicología conductual, humaniza al trabajador al examinar el condicionamiento en el comportamiento de las personas, pero sigue siendo un paradigma donde una autoridad externa está dictando la dirección. Últimamente, tenemos un “paradigma de potencial humano”, donde las organizaciones intentan capacitar y hacer crecer a su gente. Pero incluso esto se queda corto, porque toda la organización necesita cambiar en paralelo. “Las empresas, si realmente desean liberar el potencial humano, tienen que comprometerse a desarrollarlo”, escribe Sanford, “no solo utilizarlo”.

Escuchamos a Carol hablando de los Principios del Paradigma Regenerativo:

Cuando conocí a Sanford, me sorprendió en particular su enfoque para imaginar el futuro. En lugar de decidir cómo debe verse la sociedad, o un negocio, por adelantado, para ella todo se trata del viaje. Estamos en constante evolución, y como seres humanos no tenemos miedo al cambio mientras estemos en el asiento del conductor, haciendo que la evolución suceda. De hecho, estamos diseñados como criaturas del cambio.

La regeneración se encuentra solo en el mundo de los sistemas vivos. Nos ofrece un paradigma para entender la vida. Las metáforas mecanicistas, no orgánicas, nos hacen concebir la organización de manera sumamente reduccionista y aislada del ecosistema que posibilita su misma existencia. Los sistemas vivos nos ofrecen un conjunto de Primeros Principios que nos permiten entender el mundo como vivo y en continuo cambio y desarrollo. Se puede acceder a un enfoque regenerativo a través de estos siete Primeros Principios fundamentales.

Completo (Whole): Capaz de operar de forma autodeterminada dentro de un sistema e interactivamente con otros sistemas. Autónomo en sus estructuras, sistemas y procesos. Mantiene a todos los individuos enfocados en su efecto final y completo. Lea más aquí

Potencial: Iniciando con potencial, la intención y el efecto a lograr, en lugar de los problemas existentes. Buscando resultados disruptivos, más satisfactorios y beneficiosos. Lea más aquí

Reciprocidad: Operando dentro de procesos dinámicos vivientes, haciendo contribuciones “adecuadas” (eco-lógicas) que benefician la salud del sistema con atención a las contribuciones y resultados para todos. Lea más aquí

Esencia: Exhibir la singularidad, trabajar como “uno de uno” al generar cada vez más esencia y singularidad no desplazable. Lea más aquí

Anidado: Integrado dentro de sistemas mayores y menores, cada uno de los cuales desempeña un papel central en el éxito de la totalidad y otros conjuntos anidados. Lea más aquí

Nodal: Buscando el punto de retorno más alto y más sistémico en las intervenciones. Similar a la acupuntura, donde un solo punto o conjunto de puntos son reconocidos como los más efectivos para la regeneración sistémica. Lea más aquí

Desarrollo: Buscar crecer y desarrollar potencial en todas y cada una de las entidades al enfocarse en aumentar la capacidad de un/os todo/s para que sea vital, viable y capaz de evolucionar. Lea más aquí .

Carol hablando de su libro: “The Regerative Business”: analizando el DNA de las organizaciones y desarrollando al máximo las capacidades humanas de sus miembros: