5 Meta-Competencias de Liderazgo Positivo

[email protected] a tu Mente – Metáfora Maestra en PNL

Bienvenid@ a tu Mente – Metáfora Maestra en PNL

http://www.uapnl.com[email protected] a tu Mente – Metáfora Maestra en PNL – Explora tu mundo interno y aprende a proyectar y manifestar tus objetivos personales en tu mundo externo con la Tecnología de Desarrollo y Transformación Personal más poderosa que existe, con PNL (Programación Neurolinguística) aquí: WWW.UAPNL.COM

Fuente (vídeo original en mi canal en Youtube)

El texto siguiente está traducido de artículo orginal: Understanding your Mind – Conscious and Unconscious Processing, escrito por Michael Carroll:

Entendiendo tu mente – Procesamiento Consciente e Inconsciente

Cómo utilizar los recursos de tu mente inconsciente.

En este artículo, presentaré una metáfora muy utilizada en PNL: la noción de una mente consciente y una mente inconsciente. Utilizo la palabra metáfora porque ni la mente consciente ni la mente inconsciente existen en sentido literal. Los términos “mente consciente” y “mente inconsciente” son meramente útiles para empaquetar procesos conscientes e inconscientes.

Los clientes vienen a verme porque quieren cambiar algo en su vida. Lo que realmente buscan es cambiar la forma en que crean sus mapas del mundo; aunque nunca lo dicen así. Los clientes están viviendo en una historia. Ahora, si bien son el personaje central de esa historia, tienen problemas porque están creando la historia inconscientemente. En la mayoría de los casos, los clientes usan su mente consciente para el control de los problemas sin incluir explícitamente la mente inconsciente en el cambio. Este es un error y uno que la PNL de Nuevo Código busca corregir. Cuando nos comprometemos con la mente inconsciente, el cambio será duradero. Todo es cuestión de una buena comunicación entre la mente consciente e inconsciente.

El sistema nervioso tiene dos elementos principales, el sistema nervioso central (SNC), que son las redes neuronales en el cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico (SNP), que son las redes neuronales fuera del sistema nervioso central. Las neuronas en el SNC se comunican con las neuronas en el SNP y viceversa. Dicho de otra manera, un pensamiento no solo está en la cabeza, un pensamiento también se experimenta en el cuerpo. Las sensaciones corporales (dolor, cambio de temperatura, espasmos) no solo están en el cuerpo, también se experimentan en el cerebro. Una presuposición temprana de la PNL era que la mente y el cuerpo son un sistema vinculado. Si bien esto puede ser ampliamente aceptado hoy en día en los círculos médicos y terapéuticos, no fue al comienzo de la PNL.

El filósofo René Descartes no tuvo acceso a la neurociencia en el siglo XVII, cuando afirmó que las experiencias mentales están separadas de las experiencias corporales. Este dualismo mente-cuerpo fue ampliamente adaptado por muchos científicos y psicólogos durante unos trescientos años. Muy pocos científicos (si es que hay alguno) sostienen el dualismo de Descartes. Sin embargo, muchos enfoques psicológicos se han construido sobre una supuesta superioridad del pensamiento consciente, con terapeutas que utilizan métodos para hacer que los clientes piensen y hablen para salir de un problema. El desafío es que, como leerás en los siguientes párrafos, el pensamiento y su discurso derivado (mente consciente), es una parte tan pequeña de la inteligencia de toda la mente que las terapias que están restringidas únicamente al análisis de la mente consciente no tienen éxito.

MENTE CONSCIENTE

La mente consciente tiene capacidades de procesamiento limitadas, en comparación con la mente inconsciente. La mente consciente está dominada por la lógica de las particiones de lenguaje natural representadas en la narrativa de una descripción lingüística. El artículo de George A. Miller ‘The Magical Number Seven, Plus o Minus Two’ se cita a menudo en la PNL como un punto de referencia para investigar las limitaciones de nuestra capacidad de concienciación. Miller sugiere que el procesamiento consciente está limitado a solo siete más o menos dos bits de información. Nos referimos a la mente consciente como la representación del mapa inmediato al que tienes acceso consciente. Tu mente consciente se expresa a través de su comentario interno sobre los eventos que experimenta en cualquier momento.

Tu mente consciente es la parte de tu mente que estás utilizando para leer y procesar estas palabras. Al mirar esta página, estás diciendo las palabras en tu mente, y al derivar un significado del texto, estableces cómo el significado se relaciona contigo. Tu mente consciente es lineal, secuencial y lógica y le gusta que todo tenga sentido. Es posible que hayas escuchado la expresión en la PNL “tiene una mente consciente hiperactiva”. Esto significa que la persona busca entender lógicamente todo (una verdadera paradoja), quiere una etiqueta y una explicación de su experiencia, le resulta difícil estar en el momento o ir con la corriente, no desconecta del diálogo interno y, a menudo, es menos Consciente de la experiencia sensorial. Como parte de la crítica del código clásico de la PNL, Bostic y Grinder en Whispering in the Wind, sugieren que la mente consciente estuvo demasiado involucrada en la selección de nuevos recursos sobre cómo se codificaron algunos de los patrones de la PNL del Código Clásico.

MENTE INCONSCIENTE

La mente inconsciente es todo lo demás – en el sistema cuerpo-mente – de lo que no eres consciente en este momento. Decimos que de alguna manera tu mente inconsciente tiene el conocimiento completo del sistema que eres tú mismo. Tu inconsciente tiene capacidades de procesamiento sorprendentes en comparación con la mente consciente. La investigación muestra que la mente inconsciente absorbe millones de fragmentos de información sensorial a través del sistema nervioso en cualquier segundo. Dado el nombre de “mente inconsciente”, no será s consciente de muchos de los procesos en los que se involucra la mente inconsciente. Algunas personas son más conscientes que otras del funcionamiento de la mente inconsciente. Estas personas tienen lo que se llama buena comunicación con su inconsciente.

Desde el punto de vista físico, en este momento tu inconsciente está regulando el funcionamiento de tu cuerpo, extrayendo sangre de tu corazón, digiriendo la comida, limpiando las células linfáticas, curando cualquier corte, contrarrestando cualquier anticuerpo que ingrese al sistema, etc. No tienes que pensar conscientemente en hacer latir tu corazón; parpadear o hacer que tus pulmones se llenen de oxígeno. Todo esto sucede inconscientemente.

Los componentes de tus experiencias pasadas y todo lo que has aprendido, está en tu mente inconsciente. Si yo te pido ahora que pienses en tu primer día en la escuela o tu primer beso, una representación o una serie de representaciones mentales de estos eventos pueden llegar ahora a tu atención consciente. Estas representaciones mentales de eventos pasados ​​se encuentran en la mente inconsciente. La representación pasada vino del inconsciente y luego fue traída a la atención consciente, haciendo que lo que anteriormente estaba en tu mente consciente fuera reemplazado (un ejemplo de los siete más o menos dos bits).

Si tienes una fobia, cada vez que experimentas esa fobia, estás equiparando física y mentalmente los estímulos actuales (VAKOG) que tienen lugar en el momento de experimentar la fobia con una reconstrucción inconsciente de una representación mental pasada en la que experimentaste por vez primera ese miedo fóbico. La mente inconsciente es experta en desarrollar hábitos y aprende fácilmente cuando se estimula. En el caso de los fóbicos, suele ser una primera experiencia concreta de miedo la que crea el comportamiento aprendido de una fobia. Es sorprendente cómo la mente inconsciente recuerda activar una respuesta de lucha o huida cada vez que el fóbico entra en contacto con los estímulos de la fobia. Tan pronto como se presenten los estímulos de la fobia y no importa lo que haga el fóbico, su atención consciente estará atascada con la respuesta de lucha o huida. A pesar de que intelectualmente el fóbico entiende que la araña / ratón no puede hacerle daño ahora, no puede anular la respuesta inconsciente con voluntad consciente.

Su mente inconsciente se expresa a través de sentimientos, hábitos y sensaciones en su cuerpo, es decir, dolor, mareo, tensión muscular. Las llamadas emociones, como la felicidad, la tristeza, etc., son las etiquetas de la mente consciente asignadas a procesos inconscientes, como las reacciones químico-eléctricas en el sistema nervioso. La emoción se siente en el cuerpo como sensaciones; Nominalizamos la experiencia en el cuerpo y hablamos de emociones, a menudo perdiendo contacto con el verdadero sentimiento.

La mente inconsciente tiene dentro un enorme potencial de cambio y también es capaz de aprender nuevas respuestas positivas fácilmente. Se trata de estimular la mente inconsciente a través de una comunicación efectiva con ella para crear un cambio.

EJEMPLOS DE APROVECHAMIENTO DE LA COMUNICACIÓN INCONSCIENTE PARA EL CAMBIO.

Comunicación inconsciente a través de la sensación de dolor.

Hace unos años, tuve un tirón en un músculo sacro en la parte inferior de la espalda y tenía un dolor considerable. Una visita al osteópata me ofreció un leve alivio. Me informaron que el proceso de curación natural tomaría seis semanas y que el ejercicio y una buena postura me ayudarían a mejorar. Una buena postura no es una tarea fácil cuando tienes dolor. Quería estar libre de dolor y quería volver a mi postura normal, pensé: “¡Me estoy mejorando más rápido que eso!” Siguiendo el consejo del osteópata de hacer ejercicio ligero, llevé a mis perros a dar un largo paseo. Fui al bosque y me senté en el claro y comencé a dejar ir mi mente. Podía ver a mis perros jugando, la niebla que se alzaba sobre la hierba, el cielo azul claro de la mañana, las nuevas hojas meciéndose en los árboles. Podía escuchar a los pájaros cantar, el viento crujía las hojas, y podía sentir la brisa fresca de primavera en mi cara. No hice juicios; No tuve un diálogo interno, solo mi conciencia sensorial totalmente abierta a la entrada. Probablemente estuve en este estado durante aproximadamente media hora. Me levanté, caminé de regreso por el parque, observé la belleza de la naturaleza en esta fresca mañana de abril e hice mi primera representación lingüística desde que me senté en el bosque: las palabras“Armonía total” . Caminé a casa volviendo gradualmente a mi estado regular. Me di una ducha, me preparé para la oficina y solo me di cuenta cuando entré en mi auto, que estaba casi libre de mi dolor de espalda. Tenía una punzada de dolor en la parte inferior de la espalda, así que decidí usar la sensación de dolor y establecer un circuito de comunicación con mi mente inconsciente.

“Inconsciente, para una respuesta afirmativa, por favor aumenta las sensaciones en mi espalda baja”.

Experimenté un fuerte aumento en el dolor. Agradecí a mi inconsciente la señal y las sensaciones volvieron al nivel de antes de hacer la pregunta. Lo probé, y no pude hacer que el cambio en las sensaciones sucediera conscientemente.

Luego pregunté a mi inconsciente por una respuesta negatva: “Inconsciente, para una respuesta negativa, por favor, reduce las sensaciones en mi espalda baja”.

Experimenté una reducción, agradecí a mi inconsciente y las sensaciones volvieron al nivel anterior a mi pregunta. Le pedí a mi inconsciente que aclarara si había una intención positiva para las sensaciones y experimenté un aumento en las señales (una respuesta de sí). Le pedí a mi inconsciente que buscara / creara cinco nuevas opciones (y que las señalara cuando las encontrara) que son tan buenas o mejores que las que estaba experimentando en ese momento (dolor) y coinciden con la intención. Después de cinco minutos recibí una señal de sí. Le pedí a mi inconsciente que ahora asumiera la responsabilidad de hacer el cambio, recibí una respuesta afirmativa y lo comprobé nuevamente. Al final del día estaba libre de dolor y tenía una postura normal.

El procedimiento descrito anteriormente es el ‘reencuadre de seis pasos’, ahora conocido como el ‘reencuadre de n pasos’, creado por John Grinder. La clave de lo anterior fue trabajar con una intención y señal inconscientes involuntarias. El cuerpo tiene una forma fenomenal de curarse y, con una buena comunicación, aprovecha sus habilidades de curación. No necesitaba saber conscientemente la intención, solo confirmar que hay una. Desde entonces he estado libre de dolor de espalda. Hay una excepción, y es cuando adopto una postura desigual con más peso en la pierna izquierda. Me había acostumbrado a esta postura descuidada, y como entrenador a menudo pasaba largos períodos de pie de esta manera. Si alguna vez asumo esta postura ahora, recibo la señal, y estoy muy feliz de escuchar la señal. La intención no estaba vinculada a cambiar esta postura, nunca lo sabré con seguridad, ni necesito saber, es solo una historia. La clave de este patrón de cambio inconsciente es crear una señal involuntaria.

Hay muchas maneras de trabajar con la mente inconsciente, incluyendo el establecimiento de una señal involuntaria, una metáfora, una tarea conductual, la hipnosis y los sueños. Todos estos procesos (y hay más) involucran a la mente inconsciente mientras ocupan hábilmente la mente consciente. Considera la mente consciente como el organizador y la mente inconsciente como el proveedor. Usando esta metáfora, el organizador solicita los recursos del proveedor para crear una calidad de experiencia diferente en un contexto dado. Cuando la comunicación está limpia, el proveedor entrega al organizador lo que se ha solicitado. ¡Los así llamados problemas en la vida solo están ahí porque la comunicación entre la parte consciente e inconsciente de la mente no ha sido efectiva!

Recuerda que la mente consciente e inconsciente no existen dentro de tu mente; estas etiquetas solo se utilizan para empaquetar diferentes procesos que ocurren en el sistema nervioso. Al establecer una comunicación efectiva entre los procesos conscientes e inconscientes, puedes resolver problemas fácilmente, ser más creativo y, en general, crear una calidad diferente en tu forma de experimentar tu vida.