5 Meta-Competencias de Liderazgo Positivo

Branding emocional: qué es y para qué sirve

Branding emocional: qué es y para qué sirve

Título Original: “Branding emocional: qué es y para qué sirve” | Autor: David Sánchez | Enlace al artículo original en “Trabajo – La Mente es Maravillosa”

El branding emocional es una estrategia publicitaria que tiene como objetivo establecer una conexión emocional con el público. Es decir, pretende estrechar el vínculo entre la empresa y el cliente a través de las emociones en lugar de la razón. A través de ella, es posible tanto humanizar el producto como mejorar las connotaciones ligadas al mismo.

En concreto, la palabra branding es utilizada para referirse al proceso de construcción de una marca. Supone la gestión de todo aquello vinculado con el nombre de una marca comercial y su correspondiente logotipo o símbolo. Dichos factores inciden directa e indirectamente en su valor y en el comportamiento de los clientes respecto a ella.

Por ello, contar con una fuerte identidad corporativa y un buen posicionamiento en el mercado puede hacer más fácil tener una fuente de ingresos estable y segura. Además, puede ayudarte a superar a tus competidores directos y a desmarcarte en la mente de tus compradores.

¿En qué consiste el branding emocional?

El branding emocional se sirve de una serie de estrategias y recursos de marketing con el objetivo de conectar con las emociones del público. De hecho, si piensas en tus decisiones de compra, tanto impulsivas como reflexivas, te darás cuenta de que, en gran medida, están determinadas por tus emociones y sentimientos.

Quienes confían en el branding emocional tienen la creencia de que lo que realmente vende es la emoción del producto, las sensaciones y sentimientos que genera su nombre o imagen de marca. Por esta razón, el objetivo de este tipo de estrategia es calar en el corazón del público objetivo. 

Por lo tanto, a la hora de crear la imagen de marca es fundamental integrar las emociones en el plan de marketing. Este es el objetivo principal del branding emocional. Debido a ello, es importante tener en cuenta que el consumidor no solo busca satisfacer sus necesidades, sino que también quiere sentirse bien.

Claves para poner en práctica el branding emocional

¿Quieres implementar este tipo de estrategia en el plan de marketing de una empresa? A continuación encontrarás algunas claves para lograrlo.

  • Concibe al usuario como persona y no como consumidor. Muchas de las marcas más famosas, como Apple o Coca Cola, se centran en la empatía. Así, intentan conectar con los sentimientos del cliente, lo que aumenta la confianza de estos en sus productos.
  • Prioriza la experiencia de usuario ante el producto. La clave es que aquello que vendas haga sentir bien a tus cliente, frente a la información puramente comercial o promocional. Es importante que, además, otras personas refuercen los principios de tu marca. Para ello son fundamentales las opiniones de terceros en redes sociales. Esto se debe a que los usuarios se fían más de las opiniones de otros que de la información corporativa.
  • Aprovecha el potencial de una buena historia. Las marcas se construyen a partir de historias valiosas que tienen un fuerte componente narrativo, visual y emocional. Introduce, por tanto, el storytelling como componente fundamental en tu estrategia de marketing emocional. Para ello, existen numerosas herramientas multimedia que puedes utilizar. Por ejemplo, Storify, Slidestory, Storybird o Apester, entre otras.
  • No dejes a nadie indiferente. Intenta que todos recuerden tu campaña y se queden con ella. Así, lograrás que las sensaciones y los valores transmitidos se queden en la mente del cliente.

Bocadillo con una cara sonriente

Ejemplos de marcas que emplean el branding emocional

Uno de los mejores ejemplos de los principios del branding emocional es una de las campañas más recientes de Dove. Se trata de un anuncio acerca de la autoestima llamado Belleza real. Con ella, la compañía logró mucho más que el objetivo de difundir su plataforma digital. Más de 50 millones de personas vieron el vídeo de Dove en un periodo de 12 días desde su lanzamiento.

A día de hoy, el vídeo Real Beauty sketches ha sido visto más de 180 millones de veces. También logró empatizar con millones de mujeres que se sentían presionadas por los altos estándares de belleza existentes. De esta forma, esta campaña sirvió para que los usuarios asociaran emociones fuertes a los productos de esta compañía.

Por otro lado, Apple es indiscutiblemente una de las marcas líderes en este tipo de estrategias de ventas. Recientemente fue superada por Google como la marca más valiosa del mundo, pero se ha mantenido varios años liderando la lista global. Además de sus diseños y excelentes funciones, el éxito de Apple está muy relacionado con su comunicación basada en la empatía y la conexión íntima con los consumidores.

Otro ejemplo es Starbucks. Su gran nivel de popularidad y aceptación, pese a sus precios se debe a que su comunicación principalmente está enfocada en inspirar y nutrir el espíritu humano.

En definitiva, todas estas marcas han invertido mucho tiempo, dinero y el trabajo de muchos equipos de marketing en el desarrollo de campañas publicitarias basadas en el branding emocional. Así es como se han posicionado como algunas de las empresas más valoradas de sus sectores.

La entrada Branding emocional: qué es y para qué sirve se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Título Original: “Branding emocional: qué es y para qué sirve” | Autor: David Sánchez | Enlace al artículo original en “Trabajo – La Mente es Maravillosa”