Resultados Bien Formados en PNL

Resultados Bien Formados en PNL

Artículo original por DR. Lisa Christiansen en “The Process of Well Formed Outcomes in NLP”. Traducido y editado por José Luis Yañez, MSc, NLP Trainer.

WWW.UAPNL.COM – Certificación Internacional en PNL (Niveles Practitioner y Master Practitioner) por AUNLP (R) – American Union of NLP – Presencial, Online y en Español –

Visitar post original en Facebook

Al estudiar los comportamientos de personas exitosas, Richard Bandler y John Grinder, los creadores de PNL, concluyeron que los comportamientos exitosos son el resultado de los objetivos que se han planteado a través del proceso de resultados bien formados.

Descubrieron que la gente común y las personas exitosas piensan de manera diferente cuando toman decisiones. Las personas exitosas prevén diversas condiciones y diferentes dimensiones de un objetivo y sus resultados antes de que comiencen. La gente común simplemente comienza.

Richard Bandler y John Grinder, los creadores de la PNL definieron un resultado bien formado en (1979) “Frogs into Princes” de la siguiente manera:

Un resultado bien formado es un término que se origina en la Programación Neurolingüística para un resultado que se desea lograr, que cumple ciertas condiciones diseñadas para evitar costos o consecuencias no intencionales y resistencia para lograr el objetivo resultante de sentimientos conflictivos internos o pensamientos sobre el resultado . Por lo tanto, un resultado de alta calidad es más que un deseo u objetivo vagos. Es un objetivo que se integra con todos los aspectos de la vida (moral, ética, relaciones, finanzas, salud, cuerpo, etc.) y tiene un proceso de logro que respeta y respalda las circunstancias actuales deseables en la vida.

Un resultado de alta calidad es (en cierto sentido) consecuente con la acción de pensamiento progresivo también, o alternativamente se ha definido de manera clara y suficiente como para ser, prima facie, libre de un “pensamiento embarrado” común. Al aplicar todas las condiciones de buena formación a un objetivo o resultado, y ajustando las especificaciones de resultados en consecuencia en el proceso, se crea un resultado bien formado.

Cuando la PNL se hizo popular, diferentes personas de diferentes disciplinas usaron el mismo principio, pero lo definieron en sus propias palabras y experiencias. Todas estas explicaciones diferentes mostraron diferentes aspectos del resultado bien formado, aunque cada persona hizo hincapié en un aspecto de la misma. Jules Collingwood, un entrenador de PNL, lo describió así:

Un resultado bien formado es como una táctica de apertura en el ajedrez. Establece la escena para el resto del juego, y el nivel de atención prestado para trazar el resultado tiene una relación directa con la facilidad con la que se logran los resultados deseados. Un resultado bien formado hace la diferencia entre querer algo en teoría y ser capaz de ir y ponerlo en práctica. Esto no es lo mismo que tomar una posición sobre algo. Un resultado bien formado describe algo que su usuario quiere, en términos positivos basados ​​en los sentidos. Incluye una descripción de lo que el usuario quiere, y los términos, condiciones y contextos ambientales en los que el usuario desea tenerlo. Incluye la consideración de diferentes enfoques del resultado y los plazos, los costos y las consecuencias para las partes interesadas, y si está bajo el control del usuario .

El pensamiento del proceso y la anticipación del futuro son dos cuestiones importantes en la PNL, ya que determinan la ruta y el destino. Cada acción tiene algunas consecuencias. Algunas de las consecuencias son predecibles y deseables, y algunas otras no son predecibles, pero cuando las haces, generalmente se salen de control. La forma en que definimos una meta o un objetivo es asegurarnos de que entendemos lo que queremos y lo que no queremos después de que se realiza. Lo que no tomamos en cuenta es lo que sucede cuando obtenemos lo que queremos y lo que no obtenemos cuando lo tenemos. El objetivo de un resultado bien formado en PNL es asegurarnos de considerar y examinar en detalle los diferentes aspectos de la meta.

Cuando nuestras necesidades, sueños o deseos se refinan utilizando este proceso, se vuelven más creíbles y realizables. Es por eso que luego se describen como resultados “bien formados”. El término ‘bien formado’ ha existido en PNL por más de 30 años. Sin embargo, como ocurre con muchos términos de PNL, este nombre dificulta la comprensión de la simplicidad del modelo. Algunas personas, para hacer las cosas aún más obtusas, incluso se refieren a las “condiciones de buena formación para un resultado.

En pocas palabras, lo que realmente significa el término es que el resultado ha sido refinado o verificado contra seis pruebas y una vez que ‘pasa’ estas pruebas está bien diseñado, o, si quieres, ‘bien formado’. Puede usar este proceso para aclarar sus propios deseos, de modo que sean más realistas, se centren en la acción y ayuden a otros a hacer lo mismo “.

Una acción puede determinar gran parte de tu vida si no se examina completamente. Si tenemos alguna idea de PNL o un resultado bien formado, nos comportaríamos de manera muy diferente. El objetivo de un resultado bien formado no es impedir que las personas hagan cosas o tomar decisiones de inmediato, sino que el objetivo es garantizar que en cada fase de una acción o establecimiento de objetivos se reconozca y entienda completamente.

Tu historia te sigue a donde quiera que vayas. Ten cuidado con lo que dejas atrás, ya que puede capturarte algún día cuando no lo necesites en absoluto. Cualquier cosa que hagas puede surgir en tu vida de alguna manera más tarde. Disfrutarás o sufrirás las consecuencias de tus acciones. Para asegurarte de que PNL pueda ayudarte a procesar un resultado bien formado, se deben hacer seis preguntas principales. Cada pregunta importante incluye algunas preguntas subordinadas para aclarar aquellos aspectos de la meta que generalmente se descuidan.

El resultado bien formado es un proceso de seis pasos. Richard Bandler y John Grinder, los fundadores de NLP definieron el resultado bien formado de esta manera:

Las condiciones de buena formación:

1. Ser declarado en positivo (es decir, lo que quieres, en lugar de lo que no quieres), distinguir entre positivo y negativo

2. Ser capaz de representarse en el sistema de representación sensorial (tangible más que teórico o conceptual: capaz en principio de ser evidenciado a través de los sentidos cuando se alcanza. Así, visto, oído o sentido)

3. Ser posible y alcanzable

4. Tener todos los recursos (personas, estados psicofisiológicos, tiempo, capital, equipo o material) requeridos o accesibles.

5. Tener un marco de tiempo definido

6. Sea ecológico al tener en cuenta el costo y las consecuencias para uno mismo y para los demás afectados.

Las 6 preguntas detalladas:

PNL te entrena para hacerte estas preguntas a ti [email protected] y a los demás cuando los entrenas para moldear su actitud de una manera que se centre en resultados bien planteados.

1. Ser declarado en positivo

Todo comienza con la gran pregunta y la pregunta más importante de la vida: ¿qué es lo que quieres? Esta pregunta es válida para toda la vida o para un evento muy pequeño. Posiblemente esta pregunta ha sido formulada más que cualquier otra pregunta en la historia de la humanidad. El gran problema es también que la mayoría de las personas no saben lo que quieren. Cuando te levantas por la mañana, la primera pregunta que surge en tu mente es ¿qué hago hoy? ¿A dónde voy hoy? Lo que quiero lograr hoy. Incluso si no te las preguntas conscientemente, estas preguntas inquietan a tu mente, incluso si no respondes a ellas. Si no sabes lo que quieres, no obtienes nada o puedes obtener lo que no deseas. Si no sabes a dónde quieres ir, puede que nunca vayas a ninguna parte o puedes terminar donde no querías ir. Si no tienes un plan de acción para todos los días, es posible que no hagas nada o que hagas algo que no debes hacer. Estas son las preguntas que los desarrolladores de PNL reflejaron durante un tiempo y se dieron cuenta de que las personas exitosas siempre saben lo que quieren, saben a dónde van y saben qué hacer y cómo hacerlo.

2. Ser capaz de representación

Cuando te das cuenta de lo que quieres, debes saber cómo sabrías cuándo lo hubieras conseguido. De hecho, debes tener una idea muy clara de conseguirlo en tu mente, para que sepas cuándo lo tienes. Esta es también una parte muy importante en PNL ya que utilizaría tus sistemas sensoriales para descubrir todo el proceso y el resultado final.

3. Ser posible y alcanzable

Debes asegurarte de que lo que deseas sea posible y factible, de modo que no puedas buscar cosas que no se encuentren en el marco de tus capacidades, aunque es posible que nunca sepas cuántas capacidades tienes. La mayoría de la gente no conoce sus capacidades. Esa es la razón por la que no apuestan por acciones audaces. La PNL te da la confianza de que puedes desarrollar capacidades inimaginables para lograr resultados sobresalientes, incluso si puedes pensar que no son posibles al principio. Lo importante es que sea cual sea el objetivo, debes creer que es alcanzable y posible incluso si otras personas te dicen que no puedes o no es posible porque cuando otras personas dicen algo así, hablan sobre sus propias limitaciones y no tus capacidades. La PNL trata de liberar tus capacidades.

Existen grandes diferencias entre la fijación de objetivos de PNL, el resultado bien formado de la PNL y las ilusiones. La ilusión es lo que la mayoría de la gente hace durante el día y la vida. Desean tener esto y lo otro sin convertir ese deseo en una meta y llevar la meta a través del proceso del resultado bien formado. Recuerda que los objetivos tienen resultados. Y los resultados son intencionados o no. La fijación de metas se vuelve más realizable cuando se lleva a cabo a través del proceso de resultados bien formados.

4. Recursos

Collin Powell dijo una vez que el secreto del éxito es una preparación adecuada. Para cada objetivo que deseas alcanzar o cualquier resultado bien formado que se supone que debe lograrse, necesitas una gran variedad de recursos y preparación. La PNL enfatiza más en recursos mentales y psicológicos. Otros recursos pueden ser financieros, intelectuales, profesionales, educativos y muchas otras cosas. Debes pensar en todos los recursos que debes tener antes de comenzar un objetivo si no deseas frustrarte a la mitad del proyecto y abandonarlo. Millones de proyectos se abandonan todos los días y todos los años porque no se pensó en todos los requisitos para su éxito cuando se comenzó el proyecto. La PNL llama su atención a preparar lo que sea necesario para tener éxito y proporcionarlo.

5. Tener un marco de tiempo definido

La línea de tiempo tiene una importancia particular en PNL ya que todo sucede en el tiempo y el lugar. Por lo tanto, debes tener una línea de tiempo para comenzar un objetivo y completarlo. Pensar en términos de línea de tiempo requiere lo que yo llamo pensamiento sistemático en el que comienzas desde el principio y vas paso a paso sistemáticamente hasta que lo logras. El ejemplo es comenzar desde A, luego ir a B, luego ir a C y luego ir a D hasta llegar a Z. Necesitas siempre un lugar y contexto en el que desees que se logre el resultado bien formado. Como entrenador de PNL, me di cuenta de que el contexto en el que se logra un objetivo es muy significativo. Y el contexto hace que los objetivos sean más específicos y estén relacionados con lugares, problemas y personas específicas. Si necesitas una línea de tiempo en PNL, también necesitas un contexto. Necesitas saber dónde quieres hacerlo y cuándo quieres hacerlo. Crear una línea de tiempo para comenzar y finalizar un proyecto te obliga a trabajar según la fecha límite y terminarlo en consecuencia. Al mismo tiempo, cuando divides el trabajo en pequeños pedazos de A, B, C … lo haces más fácil de lograr.

6. Sé ecológico al tener en cuenta el costo y las consecuencias para ti [email protected] y para los demás afectados.

Esta es la última parte importante de la que he estado hablando en los artículos anteriores: consecuencias intencionadas e involuntarias para uno mismo, para los demás y cuatro cosas más. Tienes que pensar qué te pasaría cuando lo hubieras logrado. Hay mucha gente que va a cursos de PNL y, en consecuencia, comienzan a mejorarse a sí mismos y esperan que los miembros de la familia hagan lo mismo, pero no muestran ningún signo o deseo de superarse. Esto crea tensión entre los miembros de la familia ya que las expectativas entre ellos cambiarán. Puedes escribir un libro y no pensar en las consecuencias. Puedes enfrentar la situación que encontró Salman Rushdie cuando escribió los Versos satánicos.

Si sigues estos simples pasos de PNL y un resultado bien formado cuando estableces un objetivo, toma una decisión y prepara un proyecto, es más que probable que logres el éxito.