Tres lecciones empresariales del Dalai Lama

 

Enlace al artículo original  publicado por Alejandro Rodríguez

El Dalai Lama es una de las figuras religiosas más importantes del mundo. Se trata del líder espiritual de la rama Gelug del budismo tibetano. Este monje fue elegido a la corta edad de 13 años para ser la máxima autoridad política y religiosa del Tíbet. Desde entonces, se dedica a viajar por el mundo dando charlas, enseñando a otros y tratando de solucionar diversos problemas sociales.

Sin embargo, sus enseñanzas también pueden aplicarse al ámbito de los negocios, aunque pueda parecer extraño. De hecho, muchas de ellas han ayudado a multitud de personas a lo largo de los años. A continuación veremos tres importantes lecciones empresariales del Dalai Lama.

1- La importancia de la motivación

Para la mayoría de las personas que quieren empezar su negocio, el miedo es uno de sus peores enemigos. Debido a él, muchos ni siquiera ponen en marcha las ideas que tienen en mente. Y aquellos que lo hacen, no suelen entregar el 100% de su energía, debido a la posibilidad de fallar.

Una de las lecciones empresariales del Dalai Lama más importantes es que el mejor antídoto contra el miedo es la motivación. Para evitar los peores efectos de la ansiedad y la evitación, es necesario tener metas claras y objetivos concretos que nos ayuden a perseverar, incluso cuando nos enfrentemos a algo que nos asusta o preocupa.

En su libro The Art of Happiness, el Dalai Lama recomienda enfocarse en la situación que queremos conseguir para superar el miedo. Por eso, al crear una nueva empresa, es necesario que tengamos en mente los beneficios que nos proporcionará, una vez que consigamos hacerla despegar. Solo así conseguiremos perseverar ante las dificultades, que inevitablemente se interpondrán en nuestro camino.

Hombre subiendo unas escaleras con motivación

2- Tu mentalidad lo es todo

No importa lo bueno que seamos o lo mucho que trabajemos, tarde o temprano los problemas y las dificultades aparecerán. Es en estos momentos cuando la segunda de las lecciones empresariales del Dalai Lama cobra sentido:

“Ante algo que no podamos resolver, es necesario cambiar nuestra mentalidad”.

-Dalai Lama-

Como ya decía la filosofía estoica hace 2.000 años, realmente lo que nos sucede no tiene tanta importancia, sino la forma de interpretarlo, es decir, los pensamientos que alimentemos. Y aunque esto se pueda aplicar en cualquier ámbito, es especialmente importante en el mundo empresarial.

Por ejemplo, si después de trabajar mucho en un producto no conseguimos buenos resultados en su venta, tenemos dos opciones. Una de ellas es tirar la toalla, enfadarnos con el mundo y dejarnos llevar por la frustración. Sin embargo, esta estrategia rara vez nos dará buenos resultados.

Por otro lado, también podemos elegir tomarnos lo sucedido como una oportunidad para aprender. Si vemos así las dificultades, será mucho más probable que acabemos teniendo éxito a largo plazo. Además, también conseguiremos un mayor bienestar emocional en el presente. No veremos cada fallo como un fracaso, sino como una oportunidad.

Mujer pensando con los ojos cerrados y las manos en la frente

3- La realidad sobre el cambio

La última de las lecciones empresariales del Dalai Lama tiene que ver con el concepto de cambio que tengamos. Para muchas personas, el cambio provoca miedo y ansiedad. Sin embargo, al igual que los fracasos, es imposible evitar que nuestras circunstancias varíen. Por esta razón, es mucho más útil aprender a aprovechar los cambios, o incluso iniciarlos nosotros mismos.

Según el Dalai Lama, las personas más felices son aquellas que no tienen miedo a fallar y siempre están probando cosas nuevas. En el mundo empresarial, esto puede implicar crear un nuevo producto, contactar con posibles clientes o ir a eventos de networking, sin importar la manera en la que tomemos acción. Lo importante es que seamos capaces de crear nuestros cambios.

Al fin y al cabo, la realidad es que todo cambia, incluso nosotros y nuestros proyectos; y si no lo hacemos para mejor, estaremos empeorando poco a poco sin darnos cuenta. Por eso, es fundamental que aprendamos a tomar la iniciativa y a conseguir cambios cada vez más positivos en cualquier ámbito que sea importante para nosotros.

Como vemos, a pesar de que el Dalai Lama habla en general de espiritualidad, felicidad y religión, sus enseñanzas también pueden aplicarse al ámbito de la empresa. Si aplicamos estas ideas a nuestra vida laboral, descubriremos que algunas de nuestras preocupaciones relacionadas con el trabajo desaparecerán.  Al fin y al cabo, ¿qué es el emprendimiento sino una forma de desarrollo personal?

La entrada Tres lecciones empresariales del Dalai Lama se publicó primero en La Mente es Maravillosa.

Enlace al artículo original



Descarga Ebook "Liderazgo Positivo"